Árbol Gordo Editores

sábado, 26 de noviembre de 2011

El Príncipe Azul y el Gordo en Colectivo.

"Te quiero", "Quiero que pasemos el resto de la vida juntos", "Viví conmigo": ¡por Dios! ¿Qué les pasa a los pibes hoy en día? Son más tristes que una canción de Ricardo Arjona cantada por un enfermo terminal en un cumpleaños en Formosa.
El despecho siempre nos lleva a pensar que a los hombres ya no se les puede creer nada.
No sé si es porque la nueva era de la tecnología hace que la gente se aburra más rápido o porque de chiquitos fueron expuestos a la radiación, la cuestión es que el mismo pelotudo que hoy te dice "te amo", al otro día te dice "no puedo más". ¿No podés más qué?
El mundo ha sido invadido por bipolares que un día prometen amor, te dedican canciones y pajas, y al otro te tiran indirectas para que te des cuenta de que, aunque cojas muy lindo, el show debe continuar y aún quedan muchos otros por conocer.
No me parecen mal las relaciones esporádicas. De hecho, muchas personas se sienten cómodas así. Mi problema es que la gente no sabe como manejarlo. Si estás por dejar a alguien un mes después de prometerle amor eterno, ¡mínimo tenés una patología campeón!
Uno es esclavo de sus palabras. Evidentemente, algunos han sido tan fuertemente azotados por las palabras que quedaron medio opas.
Y uno se va armando como una coraza, ¿no? Igual, las corazas están buenas (¡yo quiero una con strass, canté pri!), pero también pueden resultar perjudiciales para la salud y el bienestar emocional y sexual.
Establezcamos una cosa: el príncipe azul no existe. Besar sapos no funciona. Antes, cualquier doncella se comía una manzana envenenada, pancha, total en cualquier momento aparecía el boludo en el caballo, cruzando un bosque embrujado, para rescatarla. ¡Y encima el príncipe estaba bárbaro! Ahora no conseguís que un gordo hijo de puta se tome un colectivo para venir a verte.
La solución a todo esto es no dar más de lo que te ofrecen. Incluyendo el culo. Si le gustás, que se le note. Si quiere estar con vos, que sude. Si te promete amor eterno, que te alquile el departamento. Una vez, un pibe muy sabio me dijo "no se puede vivir sólo del amor". Cuánta razón tenía. Uno se imagina a sí mismo colgado entre lianas y comiendo bananas con el potro de Tarzán, total mientras haya amor, está todo bien. Después se hace de noche, te pican los mosquitos y querés largar la selva a la mierda.
Si bien cuesta un poco sobreponerse de esta gente tóxica (le robo el término a Stamateas, ¿ya soy un pelotudo?), debemos ser conscientes de que la vida continúa, pitos hay para tirar para arriba, y para enamorarse uno tiene que tomarse el tiempo de análisis necesario. No podés andar entregándole el corazón, mucho menos el culo, a cualquier pajuerano que aparece y te dice que nunca conoció a nadie como vos. ¡Sean precavidas, hadas! No gasten toda la brillantina en un sólo tipo.
Buenas tardes.

19 comentarios:

  1. Ayy Epica, soy mujer pero igual sigo siempre tus consejos!!!! ;-)
    Lot fairy dust to you

    ResponderEliminar
  2. Me encantó Epi.

    Adhiero al 100% Que demuestren lo que dicen.

    Juaniii

    ResponderEliminar
  3. Mejor explicado imposible.
    No quiero Claudiomariadominguearme pero a "Hacerse cargo".

    Lean

    ResponderEliminar
  4. GENIAL, me encantó (la parte de la coraza de strass me mató)

    ResponderEliminar
  5. Epi, tus tres primeros párrafos, serían el epitafio perfecto para alguién que padecí.
    Lo peor de todo que uno cree que entender sus dudas y cavilaciones forman parte de nuestro más abnegado amor,cuando lo más sano sería envolverlos en chizitos y dejarlos en la puerta de una villa.
    Qué las hadas sean contigo!

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo!!! Ahora uno debería saber reconocer, después de tantas patadas en el culo que le dieron, a los millones de sapos que hay dando vueltas de algún que otro tipo maaas o menos como la gente.

    ResponderEliminar
  7. Me haría macho sólo para ser el príncipe de Épica!

    ResponderEliminar
  8. Pensé que con lo de "coraza" ibas a saltar al personaje de Gran hermano, pero no! Asi que bien ahí! :D

    El resto tmb formidable.

    ResponderEliminar
  9. Es la segunda vez que comparto esta entrada .
    Es genial, Epi !
    Un placer leerle ! ♥

    ResponderEliminar
  10. Te Amo! Haceme un hada.

    ResponderEliminar
  11. Cuanta razón tenes Épica... Este post lo dice todo... Me encanto leerte! Sos la mejor de las hadas!

    ResponderEliminar
  12. WOWOWOWOWOWO Hadaa!!! APLAUSOS, APLAUSOS! BRILLANTINA PARA TODOS!!!

    ResponderEliminar
  13. Excelente. Me encantó la metáfora con Tarzán!

    ResponderEliminar
  14. Me encantó, hada de mi corazón! Musicalicé la lectura con este video
    http://www.youtube.com/watch?v=DJjcNLOfLTg
    Te amo! Seguí escribiendo!

    ResponderEliminar
  15. La gente está usando a las personas como si fuesen floreros. Un día le gusta uno y cuando se cansan lo tiran y lo cambian por otro.
    Sinceramente me parece triste como algunos se escudan en las relaciones ligth para no decir lo que realmente hacen que es usar a las personas como si fuesen objetos.

    ResponderEliminar