Árbol Gordo Editores

miércoles, 6 de abril de 2016

Parte del plan

Cuando alguien habla de amor a distancia, su voz siempre suena como si estuviera contando una mala noticia.
La distancia es la hija malparida de una nostalgia demasiado cómoda y un amor demasiado cobarde. Le imprimimos, irresponsablemente, el estatus de sentimiento. Por eso decimos que puede doler. Por eso la ponemos por encima del amor.
La distancia es la torta que no te comés porque vas a engordar, el libro que no te comprás porque está un poco caro, el cuento que no escribiste porque pensaste que nadie leería. Es un espacio vacío que llenás con miedo para agrandar, en vez de llenar con pasos para achicarlo. La distancia es la trampa que mejor escondiste en este bosque en el que ahora estás perdido. Un no hacer por miedo a lo que no es, nunca escuché cosa más estúpida.
Que la distancia sea sólo parte del plan. Que haya amor antes que distancia. Amor honesto como hiperónimo de las ideas que gobiernan los actos. Así descubriremos si eso a lo que llamamos distancia no es en realidad la expresión matemática de la excusa.

2 comentarios:

  1. ...la expresión matemática de la excusa. Weee... Qué estilo.

    ResponderEliminar
  2. Clarisa Della Gaspera4/5/16 12:03

    Me sentí muy identificada con este texto. Hace poco te descubrí y es maravilloso como plasmas lo que escribis, manera única. Gracias...

    ResponderEliminar